El organismo que aprende, recuerda y reacciona

LOS SISTEMAS DE MEMORIA DEL   ORGANISMO

Siendo el tiempo lo que determina lo agudo y lo crónico en el modo de enfermar, es la memoria del organismo la que permite actualizar una determinada información. Dicha información es lo que se aporta al enfermo en el tratamiento del crónico. Es decir hacer duradero el efecto de un tratamiento para ser eficaces en lo crónico y  entre otras cosas para poder hacer un tratamiento terminable. Si el tratamiento de lo crónico dura indefinidamente entonces resultará que lo estamos tratando como a un agudo.

A. Algunas premisas sobre las que iremos discurriendo.

  • La memoria no es una facultad exclusivamente psíquica. Lo es del organismo del cual el psiquismo es una especialización.
  • El tiempo, en lo que concierne al ser humano no es un transcurrir continuo  sino una sucesión de saltos más o menos rítmicos, más o menos cíclicos.
  • En el padecimiento humano la interacción tiempo-enfermedad arroja por lo menos dos formas visibles.

Las terapias que curan lo crónico o el terreno son aquellas que trasmiten información que puede quedar registrada, dejan improntas y dan lugar a que el organismo las memorice. Algunas de estas terapias se declaran competentes y eficaces en lo crónico y en las tendencias que llamamos terreno.

La posibilidad de una respuesta activa por parte del organismo, el cual crea su propio itinerario a partir de haber recibido el estímulo. Cuando funcionan favorablemente es porque la memoria del organismo ha funcionado. Ver entrada completa